Make your own free website on Tripod.com

Espacio para Banner publicitario

Tu mejor opción para cuidarte

Inicio  |  Comentarios  |  Registro


     

Acidos alfa-hidróxidos (o ácidos de las frutas)

Cuando parecía que ya no quedaba más por inventar en materia de productos cosméticos para el cuidado del cuerpo, la industria del rubro nos sorprende gratamente. Una nueva aplicación de los ácido alfa-hidróxidos, hasta ahora restringidos al cutis, amplía sus beneficios a la piel de todo el cuerpo.

Un mejor provecho

Después de investigar acerca de los positivos efectos que había logrado el ácido alfa-hidróxido en de miles y miles de mujeres, la industria de la cosmética descubrió que las propiedades de este compuesto, extraído de las frutas dulces, son mucho más efectivas en el resto del cuerpo, que necesita tanto cuidado como el rostro.

Según los fabricantes, los "ácidos dulces", como suelen llamar a los alfa-hidróxidos, trabajan mucho mejor en el cuerpo que en el rostro porque, con excepción del cuello y la zona de los senos, la piel del conjunto es menos sensible y por lo tanto es posible que el producto penetre y actúe con mayor eficiencia.

Explican que la acción básica de este tipo de compuesto es la de reducir la cantidad de células muertas acumuladas en la piel, las cuales se sabe que provocan, como consecuencia fundamental, un exceso de sequedad.
Además, los "ácidos dulces" son excelentes humectantes, capaces de mantener la piel fresca y tersa durante mucho más tiempo que los ingredientes convencionales.

Detalles que marcan la diferencia

Ahora que ya sabe un poco más acerca del papel de los "ácidos dulces", es muy probable que se haya entusiasmado por juntar unos pesos para adquirir una crema con estas propiedades, pues parece ser que los alfa-hidróxidos son la panacea para todos los que están disconformes con sus habituales productos de belleza.

Sin embargo, hay algunos detalles que debe conocer antes de comprar algún producto que los contenga. El objetivo de conocer a fondo el tema, según dicen los mismos fabricantes, es no anular el efecto benéfico:

Si su piel es muy delicada conviene que, durante no menos de dos meses, pruebe una crema que contenga los ácidos en un porcentaje ínfimo. Una de las características de los productos con alfa-hidróxidos es que provocan una ligera picazón e irritación y, si su piel es delicada, tendería a padecer más que a obtener buenos resultados.

Si entre sus productos de belleza, ya tenía una crema con alfa-hidróxidos especialmente diseñada para la cara, no la utilice en el cuerpo, porque las concentraciones que se utilizan para ambas zonas son diferentes. En el rostro, bordean entre el 4 y el 8 por ciento; en cambio, para el cuerpo están por sobre el 10 por ciento. La concentración de ácidos en la fórmula determina el efecto que el producto provocará en la piel. Es probable que la de rostro no sea tan benéfica en el cuerpo.

Aunque su piel esté acostumbrada a la utilización de este tipo de productos, no es prudente depilarse con cera después de haberse aplicado la crema. Los expertos explican que los alfa-hidróxidos remueven parte de la capa más externa de la piel y, por lo tanto, es probable que la cera penetre más profundamente, y provoque así una reacción violenta como irritación o quemadura.

Basados en el principio anterior, también se aconseja tener precaución con el uso de este ingrediente cuando se exponga al sol durante un período prolongado. En general, se recomienda dejar la crema para el invierno.

Por la posible irritación que pueda ocasionar, este tipo de cremas no se sugieren para personas propensas a desarrollar herpes labial o granitos herpéticos, pues el ácido puede intensificar la erupción.

Usela de todas maneras si...

Quiere emparejar el tono de la piel manchada por el sol.
Tiene cicatrices dejadas por el acné o por enfermedades de la infancia como la rubéola o el sarampión.
Su piel es escamosa y seca, o si tiene los poros tapados.

Cosmética

 

Copyright © 2000 Raff Estudio. Reservados todos los derechos.
Para comunicarse con Dieta Max escriba a