Make your own free website on Tripod.com

Espacio para Banner publicitario

Tu mejor opción para cuidarte

Inicio  |  Comentarios  |  Registro

  

FLACCIDEZ: usted puede prevenirla.

Para lucir unos músculos tersos y bien formados son fundamentales el ejercicio, una alimentación sana y los masajes. No es cosa de cruzar las piernas y sentarse a esperar un milagro.

La flaccidez de los tejidos es uno de los enemigos más temidos por las mujeres. Sin duda, el ejercicio es la mejor forma de prevenirla e, incluso, paliarla cuando ya ha hecho su aparición. Nadar, correr o andar en bicicleta son excelentes formas para mantener el buen tono muscular.

Hay que tener en cuenta que el movimiento facilita la circulación y, por lo tanto, mantiene en excelentes condiciones la piel, con lo que se evita la aparición de venitas, várices y celulitis. Si desea evitar su aparición y mantener una piel firme, no vista prendas ajustadas, luche contra la obesidad y el estreñimiento.

Para reafirmar los tejidos, debe alejarse por completo de los malos hábitos de la vida sedentaria, caminar todo lo que pueda y despedirse del ascensor.

Suba escaleras, y si lo hace apoyándose en la punta de los pies, estará realizando un excelente ejercicio para las pantorrillas y los muslos.

Además, para reafirmar los tejidos le recomendamos que después de la ducha caliente dirija chorros de agua fría hacia las piernas, con movimientos circulares y ascendentes.

Otro consejo es bailar, ya que es un buen ejercicio para tonificar y afinar las piernas y endurecer los músculos.

Masajear y humectar

La piel de las piernas se reseca con gran facilidad porque en ella no abundan las glándulas sebáceas y se tienden a formar escamas. Para evitar que esto suceda se deben estimular la circulación y la segregación de sebo mediante un masaje con un cepillo o guante de crin. Masajee realizando movimientos circulares de abajo hacia arriba.

Además, las piernas necesitan un peeling para poder recuperar su textura suave. Hágalo antes de la ducha y al salir del agua aplique una crema humectante o reafirmante.

Si no desea recurrir a las cremas convencionales que se encuentran en el mercado, le sugerimos algunas alternativas caseras.

EXFOLIANTE SUAVE

Ingredientes:

2 cdas. de aceite de semillas de uva

5 gotas de aceite esencial de enebro

2 gotas de aceite esencial de limón

75 g de harina de maíz

Preparación: mezcle el aceite de semillas de uva con los aceites esenciales de enebro y limón, y agite bien. Vierta la mezcla sobre la harina de maíz y remueva hasta formar una pasta arenosa. Aplique sobre la piel, humedecida, de las piernas con movimientos decididos y circulares en dirección ascendente. Use un guante de crin. Retire con abundante agua tibia.

ACEITE REHIDRATANTE

Ingredientes:

3 cdas. de aceite de palta

3cdas. de aceite de almendras

2 cdas. de aceite de germen de trigo

5 gotas de aceite esencial de manzanilla

5 gotas de aceite esencial de geranio

Preparación: mezcle el aceite de palta con el aceite de almendras y el de germen de trigo. Revuelva bien y añada poco a poco el aceite esencial de manzanilla y el de geranio. Guarde en un frasco con tapa a rosca. Conserve el envase en un lugar fresco y antes de usar agítelo bien.

ACEITE NUTRITIVO DE DAMASCO

Ingredientes:

2 cdas. de lanolina

4 cdas. de aceite de damascos

2 cdas. de aceite de almendras

2 cdas. de aceite de sésamo

2 cdas. de aceite de oliva

2 cdas. de germen de trigo

8 cditas. de jugo de limón

Preparación: caliente a baño María, a fuego muy suave, la lanolina y los aceites de damascos, almendras, sésamo, oliva y trigo. Cuando la mezcla esté bastante líquida, añada el jugo de limón. Retire del calor y revuelva constantemente hasta que se enfríe. Impregne las piernas con abundante aceite y deje actuar durante dos horas. Retire con abundante agua tibia.

TÓNICO DE LINAZA

Ingredientes

2 cdas. rasas de semillas de linaza

4 cdas. de agua caliente

2 gotas de aceite esencial de ciprés

·Un trozo de gasa

Preparación: moler las semillas de linaza para abrirlas un poco. Mézclelas con agua caliente hasta formar una pasta espesa. Añada el aceite de ciprés y revuelva bien. Extienda la mezcla en la mitad de la tela y tape con la otra mitad para así fijar la cataplasma. Deje actuar en las zonas afectadas durante algunos minutos. Si desea intensificar el proceso, envuelva la cataplasma y la zona afectada con un plástico. Siga este tratamiento dos veces por semana durante, al menos, un mes.

La linaza es rica en mucilagos, que dan tersura y tonifican la piel, dejándola fina y suave.

BAÑO DE LA REINA

Ingredientes:

3 cdas. de rosas

3 cdas. de lavanda

3 cdas. de menta

3 cdas. de romero

3 cdas. de consuelda mayor

3 cdas. de tomillo

3 cdas. de siempreviva

Preparación: prepare una infusión bien cargada con todos los ingredientes y agregue al agua de su baño. Sumérjase en la bañera durante 10 minutos. Realice dos veces por semana. Este baño es ideal para suavizar, tonificar y reafirmar la piel.

TÓNICO DE MELÓN

Ingredientes

2 tazas de jugo de melón

2 tazas de jugo de manzana

Preparación: mezcle los jugos y aplique, una vez por día, sobre las zonas afectadas. Deje actuar la preparación durante 20 minutos y luego enjuague con abundante agua tibia. Esta loción es un excelente remedio contra la flaccidez.

Belleza

Copyright © 2000 Raff Estudio. Reservados todos los derechos.
Para comunicarse con Dieta Max escriba a