Make your own free website on Tripod.com

Espacio para Banner publicitario

Tu mejor opción para cuidarte

Inicio  |  Comentarios  |  Registro


Antes de decidirse a usar las lentes de contacto, debe conocer los diferentes tipos que existen en el mercado, para qué sirven y como cuidarlas.

 

El desarrollo de los plásticos ópticamente perfectos y resistentes realizados a través de modernos métodos de elaboración y pulidos extremadamente precisos, para formar lentes ultra delgadas, ha dado como resultado la moderna prosperidad de la industria de las lentes de contacto.

Estas son una buena opción para pacientes con córneas muy delgadas (querátoconol) o con defectos de refracción, ya sea miopía, hipermetropía o astigmatismo en grados muy altos, ya que en estos casos el cristal de los anteojos sería muy grueso, lo que puede resultar, para algunas personas, antiestético e incómodo.

Después de un período de adaptación la mayoría de los pacientes pueden usar lentes de contacto, que serán ajustadas con exactitud y que causarán una mínima o ninguna molestia. Si usted desea usarlas infórmese con su oculista cuál es el tipo más indicado para usted.

Diferentes tipos

El gran avance tecnológico ha generado distintos tipos de lentes de contacto. La diferencia entre ellos radica en las moléculas que componen el plástico empleado y otros factores encargados de determinar características como la permeabilidad al oxígeno o su concentración de agua. Algunas de las lentes de contacto que existen en el mercado son:

  1. Duras o rígidas
    Son elaboradas con plástico rígido. Generalmente proveen una excelente visión, son fáciles de cuidar y corrigen el astigmatismo, ya que están especialmente indicadas para este problema. Sin embargo, son menos confortables que las lentes blandas y requieren un mayor período de adaptación. Este es el mismo caso de las lentes semirrígidas o permeables al gas.

  2. Blandas
    Son confeccionadas con un plástico muy flexible. Tienen mayor concentración de agua, son muy confortables y requieren un tiempo de adaptación bastante corto. Pueden ser usadas por períodos largos, pero necesitan de mayores cuidados que las lentes duras. Están indicadas para graduaciones de miopía e hipermetropía.

  3. De uso prolongado
    Son usadas continuamente hasta una semana, es decir, no requieren ser retiradas por las noches. Comúnmente se las conoce como lentes descartables, ya que después de esa semana de uso, se desechan.

Diferencias con el anteojo

La principal diferencia entre la lente de contacto y el anteojo, reside en una mayor amplitud del campo visual, a favor de las lentes de contacto. La lente acompaña al ojo durante todo su recorrido visual, mientas que el anteojo está limitado por su armazón. De todas maneras, lo ideal es que se complementen. Para descansar de la lente, necesariamente hay que usar un anteojo

Restricciones de uso

Aunque hoy en día hay lentes para todos los gustos y problemas visuales, las personas que detallamos a continuación están limitadas a la hora de usar lentes de contacto.

Personas hipersensibles.

Alérgicos a algunos de sus componentes.

Diabéticos: debido a la falta de proteínas en lágrimas, sólo pueden usar lentes desechables.

Posmenopáusicas: como tienen problemas en cuanto a cantidad y calidad de lágrimas, no  es aconsejable su uso.

Variedades y precios

Aunque en materia de lentes de contacto, la variedad y cantidad es importante, éstas son las más vendidas:

Un día y se desechan: son para aquellas personas que no gustan de usar anteojos y las utilizan en eventos deportivos o cualquier otra actividad que requiera movilidad. La caja por quince pares cuesta $ 35.

Una semana y se desechan: cada caja trae una sola graduación. Tres pares cuestan $ 30 y cuatro cajas (doce pares), $ 99.

Un mes y se desechan: se ponen y se sacan todos los días. La caja por tres pares cuesta $ 50 y el set anual, $ 170.

30 días sin sacar (Night and Day): Se trata de lo más novedoso en materia de contactología. Se venden exclusivamente bajo recomendación oftalmológica. La caja de tres lentes cuesta $ 70.

Salud

 

Copyright © 2000 Raff Estudio. Reservados todos los derechos.
Para comunicarse con Dieta Max escriba a